Top 10 tips para viajar con niños únicamente con equipaje de mano

Se supone que este año iríamos solamente Jonatan y yo a las vacaciones anuales con su familia, pero cuando finalmente compraron los boletos para 3 semanas dije: «no hay manera que dejemos a las niñas tanto tiempo».

Me quedaba claro que tenía que ser lo más práctica y ágil posible en un viaje largo con múltiples destinos, así que la primera decisión fue: 1 maleta tamaño carry-on por adulto y 1 maleta mediana para las niñas (cada lado de la maleta mediana equivale en realidad a 1 maleta carry-on, pero la idea era no tener más piezas de equipaje).

No lo creía posible, pero LO LOGRÉ!! 5 países, 9 ciudades en 21 días con 1 bebé de 9 meses y 1 toddler de 4 años. ¡Sí se puede! Les paso mis tips.

IMG_4509

1. Empaca con suficiente tiempo de anticipación o por lo menos haz un simulacro. Tómate tiempo para planear tu viaje considerando los lugares que visitarán, las actividades que realizarán, el tiempo que durará, etc. No hagas tus maletas la noche anterior —o peor aún— el mero día. Cuanto menos tiempo te des para empacar, tenderás a meter cosas de más “por miedo a olvidar algo” o “por si acaso”. Anticipa tus necesidades. Sobre todo si es la primera vez que vas a viajar únicamente con equipaje de mano, debes asegurarte que todo lo que quieres llevar quepa en la maleta.

2. Limítate a lo esencial, deja espacio libre. Analiza cada artículo que quieras empacar y decide si es ABSOLUTAMENTE indispensable. Una técnica es que saques todo lo que quieras llevar y luego empaques únicamente la mitad. Recuerda que la ropa se puede lavar, el babygear se puede rentar y muchas cosas se pueden conseguir en el destino. Abastecerte localmente (tanto de artículos de consumo, como de souvenirs y cosas que quieras llevarte a casa) implica como quiera que debes contar con suficiente espacio para guardarlas. También es una buena idea llevar contigo bolsas plegables para almacenamiento adicional. Recuerda que son permitidas 2 piezas de equipaje de mano por persona, así que ahí tienes un colchón para todas esas compritas extras. Sin embargo, ¡ten siempre presente el punto #8!

3. Lleva prendas / artículos versátiles e intercambiables. En otras palabras arma tu capsule wardrobe viajero. Con esto, además de espacio ahorrarás mucho tiempo al vestirte, pues cualquier cosa irá bien con cualquier otra. ¡Hasta te sorprenderás de la variedad de outfits que podrás crear! Los viajes no son la ocasión de probar prendas y combinaciones. Lleva ropa adecuada, que te quede bien, con la que te sientas cómoda, que te permita adaptarte a las situaciones climáticas y a posibles incidentes (lo mismo aplica para zapatos). Llevar un pantalón que combina únicamente con una blusa y/o un determinado suéter implica llevar cosas de más. Mi guardarropa fue básicamente monocromático con una que otra prenda de color para 2 tipos de climas diferentes. No olvides llevar puestas las prendas más abultadas (pesadas, voluminosas), sin que te sientas demasiado incómoda para viajar, claro está.

4. Abandona y reemplaza. Esta técnica es una regla de oro de mi suegro para viajar ligero jaja. Una forma de prever liberar espacio y al mismo tiempo cubrir necesidades de tu viaje es llevar prendas (zapatos) que cumplan con el tip anterior, pero que ya estén en sus últimas. Por ejemplo, yo llevé algunas blusas que me encantaban y que usaba mucho, pero que ya tenían hoyitos, manchitas o algún otro desperfecto por uso frecuente. Les di una última puesta inmortalizada en las fotos del recuerdo y las dejé allá.

5. Usa bolsas organizadoras de ropa (aka travel cubes), accesorios y presentaciones de viaje. Esta es la clave tanto para hacer caber todo lo que requieres, como para facilitar tu búsqueda de prendas y artículos sin desordenar la maleta cada vez que necesitas algo. Para la ropa yo usé estas bolsas organizadoras y te las recomiendo ampliamente. Asigna una bolsa para cada tipo de prenda, dobla las prendas de forma que puedas visualizar la oferta disponible evitando desacomodar demasiado y luego acomoda las bolsas dentro de la maleta al estilo tetris.

IMG_4511

La misma técnica apliqué para la ropa de Julia que ya es un poco más grande. Para Ana, lo que hago, incluso para la pañalera del diario, es llevar los outfits completos en ziplocs grandes (de las que dicen para congelar) y me caben por lo menos 2 outfits por bolsa. Te recomiendo dejar un pequeño espacio al cerrar la bolsa, sacar el aire y cerrarla completamente inmediatamente después para hacer una especie de vacío y así disminuir el volumen.

Para los artículos de higiene y cuidado personal, yo uso este tipo de estuches que traen un ganchito para colgarlos. Se me hacen súper prácticos porque todos tus productos quedan a la vista, están fácilmente disponibles, siempre hay dónde colgarlos y no tienes que ocupar espacio horizontal para ponerlo en el baño (el espacio también es reducido en los hoteles /departamentos, sobre todo en Europa y más aún cuando tienes que compartir habitación). Lleva todo en presentación travel size. Si algo se te agota durante el viaje, siempre podrás reabastecerte localmente sin problema.

6. Consulta el clima en el lugar de destino. Evita al máximo los por sí y asegúrate de verificar el clima acercándose la fecha del viaje. Normalmente las previsiones meteorológicas las hacen por los siguientes 15 días, así que tendrás tiempo para anticipar tus necesidades con un nivel de confiabilidad bastante aceptable. Prevee siempre lluvia y mi consejo es que más vale pasar calor, que frío.

IMG_4746

7. Planea tener que lavar ropa. Podrás pensar que qué flojera o qué inconveniente, pero créeme: es mucho más pesado (física, logística y económicamente) tener que estar acarreando el exceso de equipaje que dedicar un tiempecito para lavar ropa. La mayoría de los Airbnb y hoteles cuentan con lavadoras / lavanderías (verifica al reservar). Yo me llevé detergente líquido y suavizante en envases travel size y ¡listo! En el peor de los casos siempre podrás lavar en el lavabo tu ropa interior y podrás reusar prendas (yo terminé adoptando la filosofía “esto está suficientemente limpio para volvérmelo a poner” especialmente con shorts y pantalones). En cuanto a la ropa de las niñas, sobre todo la de bebé, sí es definitivo que tendrás que lavar por lo menos a mano (por aquello de las fugas de pañal, batidas de comida, arrastradas por el piso, etc).

8. Asegúrate que los adultos puedan con todo ¡niños incluidos! Viajar suena muy interesante y al principio los niños pueden estar muy dispuestos a jalar ellos mismos su maleta o llevar su mochila en hombros, pero este efecto durará muy poco, créeme. Luego no querrán siquiera caminar. Además, es altamente probable que la naturaleza y ritmo del viaje no permitan ir a un paso para que esto sea posible, así que debes estar consiente de antemano que terminarás cargando con todo y niños, así que ¡tienes que poder!

Cerciórate que tu equipaje pueda apilarse, engancharse, amarrarse o llevar en hombros, de forma que puedas liberar fácilmente tus manos cuando sea necesario empujar una carriola o tomar de la mano a tus hijos. Las maletas spinner son las más fáciles de arrastrar.

Te recomiendo ampliamente llevar una carriola compacta que pueda doblarse para caber en los compartimientos superiores de la cabina si viajas en avión. Las de tijera te las recogen antes de abordar, y al llegar tendrás que esperar a que te la traigan para poder pasar migración, recuperar tu equipaje (si documentas) y abandonar el aeropuerto. Definitivamente la mejor opción es la Yoyo Baby Zen, pero la Pockit de GB es una buena alternativa también.

39df5127-888f-45d4-b56f-81a04a7561e2

Si viajas con menores de 1 año, llevar un porta bebé es un must. Este de Manduca es muy ergonómico y por tanto cómodo para ti y para el bebé. Yo lo usé intensivamente durante los 21 días, un mínimo de 10 horas diarias y nunca tuve dolor de espalda o incomodidad. Esto te permitirá moverte libremente y el bebé estará seguro contigo.

9. Carga sólo el babygear imprescindible y práctico. De la carriola y porta bebé ya hablamos en el punto anterior. No lleves cuna viajera ni asientos para coche. Si es necesario, pide una cuna a tu anfitrión si viajas en Airbnb o al hotel. Si no la hubiera, haz colecho. Si tienes pensado moverte en coche en tu lugar de destino, renta también los asientos infantiles. Lo más básico e indispensable es: carriola, portabebé (para menores de 1 año), cambiador y pañalera (de backpack).

10.  Lleva pocos juguetes ligeros, compactos y que los mantengan entretenidos largo rato. Lo único que cumple a cabalidad la descripción es una pantalla (iPad, iPhone o hasta la del avión), pero lleva también juguetes unplugged. A Julia le llevé un juego de memoria, un cuaderno, crayones de varios colores que se conectan haciendo uno grande, un vehículo de Paw Patrol con su figurita y un juguete nuevo sorpresa (envuelto y todo) que era una cajita de Legos.

IMG_5308

Los metí en una backpack chica como esta que es de hecho la que lleva a la escuela, así que de cierto modo, está acostumbrada a cargarla (aunque claro, se cumplió la profecía del punto #8). En la tablet o teléfono descarga previamente capítulos de sus caricaturas, videos o juegos predilectos para los momentos en que no tengas conexión a Internet.

Una vez que hayas definido lo que te funciona, haz una lista. Así te será más fácil y menos estresante empacar para futuros viajes. Yo por ejemplo, empaqué en mi maleta personal lo siguiente:

  • 3 pantalones
  • 2 shorts
  • 1 falda
  • 2 leggins
  • 1 piyama calor (short + tank)
  • 1 pants para piyama
  • 9 playeras de manga corta
  • 3 playeras de manga larga
  • 1 blusa manga larga
  • 1 vestido
  • 3 suéteres ligeros
  • 1 sudadera
  • 1 estuche de baño
  • 3 pares de zapatos
  • 1 visera
  • 1 pachmina
  • 1 impermeable
  • 1 chaleco
  • 4 brasieres
  • 12 calzones
  • 10 pares de calcetines
  • 1 toalla de secado rápido
  • 1 traje de baño
  • 1 estuche botiquín
  • 1 bolsa para ropa sucia.

¿Cuáles son tus tips para viajar práctico y ligero?

Estén al pendiente porque próximamente también les compartiré tips adicionales para viajar en familia con niños pequeños.

3 Comments

  1. HOLA!!! WOW!!! YO NUNCA PUEDO VIAJAR LIGERA Y AHORS CON BEBA MENOS!!
    OYE Y CÓMO LE HICISTE CON EL CAMBIO DE HORARIO? QUÉ TSNTO TRABAJO LES COSTÓ A TUS BEBAS, ADAPTARSE?

    Me gusta

    1. Hola Adri, sí se puede! La semana que viene postearé un artículo adicional con tips para viajar en familia que toca el tema del jet lag. Pero como adelante te digo qué hay que ajustarse al nuevo horario desde el día 1. A la que le costó un poco más de trabajo fue a la grande, que tenía que hacer siestas (que ya prácticamente no hace en México), pero las hacía en la carriola on-the-go.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s